A cultura d’a violación

Piluca Escamilla

pilucaescamillaFa bells anyos, dos zagals de Borcha se feban a bamba d’haber “buquiu” con una mesacha Erasmus. A moza s’heba enpifolau dica perder l’esmo y alavez, ells aprofitoron ta tener sexo con ella. A historia, que plegó ta yo a traviés d’amigos suyos que lo recontaban como una gracia, se consideraba una heroicidat. En realidat yera una VIOLACIÓN. Ells son uns VIOLADORS, y a mesacha, una VIOLADA. Tener sexo con una persona que no ye conscient ye, simplament, violar-la.

S’ha feito firme estrapalucio con l’afer d’a violación en Malaga. Ye de dar que a historia fa muita rabia pero, ye que, amigos y amigas, a cultura d’a violación ye de tot present entre nusatros. Pensat-ne: “meteduras de man”, novios que fuerzan a las suyas chicas a tener sexo (en realidat lo yera deseyando), tíos que se creyen con derrito de ficar-se en o leito d’as amigas suyas pero “en plan de groma”, chicos que s’aprofitan de chicas capinas u simplament las empifolan ta aprofitar-se d’ellas. No son historias raras ni allenas a nusatras. Yo mesmo en he viviu beluna d’istas cosas en carnes propias y en he estau testigo d’atrás. Y gosaría decir que a mayoría d’as mias amigas y companyeras tamién. Y, lo siento, mesaches, pero belun de vusatros tamién ha feito ista mena d’abusos. D’astí t’a violación bi ha un tranguet bien chiquet.

O violador no ye una persona malauda que asalta a mullers solencas por a carrera. O violador ye un fillo sano d’o patriarcau que considera o sexo como un dreito propio adquiriu y lo fa quan le sale d’os collons. Y ya s’encarga o patriarcau de que, ta forro de bota, se culpabilice a las victimas. “Si ye que salitz t’os periglos”, deciban as yayas nuestras. “No vaigatz solas por a carrera, no te vistas provocadera, para cuenta con qui te chuntas”, se diz agora. Nos amuestran a estar precavidas en cuenta d’educar a los hombres ta no violar. Se no insta a estar prudents entre que os adolescents se la sobaten diya par d’atro con porno de “teen and abused”.

A vier si nos dentra ya en o tozuelo: ya puedo estar en coritatis de tot, en o bell medio d’a carrera, ficando-me un vibrador XL por a natura: dengún no tien dreito a tocar-me, dengún no tien dreito a forzar-me y si lo fas yes un violador de mierda.

Y visto que a chusticia no chuzga, os medios de comunicación banalizan y a sociedat contina quitando conclusions rancias propias d’o medievo, talment ye hora d’empecipiar a salir t’a carrera con fresaderas y tallar pichas d’una punyetera vegada.

Una rispuesta a A cultura d’a violación

  1. conxi cabello solanas

    Estoy totalmente de acuerdo contigo, en vez de eduacar a los hombres, somos las mujeres las que nos tenemos que cuidar de nosotras mismas y no podemos gozar de la misma libertad de la que gozan los hombres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Connect with Facebook

Arredol s'alza o dreito de moderar os comentarios que no rispeten os dreitos y libertatz fundamentals. Arredol no ye risponsable, en garra caso, d'as opinions feitas en os comentarios por os lectors.