A Europa que chuga con a virolla

Quan viviba en Cochabamba (Bolivia), una vez estié con uns amigos en un supermercau d’a zona norte d’a ciudat. Yera un supermercau endrezau t’a clase alta, a o estilo d’os hipermercaus europeus. Fendo una gambada por os corredors, m’aturé mientras un rato largo en o d’os lamins. I heba nutella, tabletas de chicolate… y atras delicias que feba tiempo que no veyeba. A que mas me trucó lo ficacio, estió a leit condensada, y no porque trobase a faltar a suya sabor, sino porque yera increyiblement barata. Lo mas curioso ye que yera holandesa. Cómo podeba costar 1€ una lata de leit condensada importada d’os Países Baixos? Reconoixco que me fació escaldafríos y por a mía ment se redamoron os litros y litros de leit que Nestlè, y atras multinacionals, vendioron en forma de leit en polvo a países latinoamericans y africans dimpués de l’accident nuclear de Chernobyl en estar viedau o consumo d’iste producto contaminau en Europa.

Muller muyindo vacas en una explotación de vacuno de leit en Europa.

Muller muyindo vacas en una explotación de vacuno de leit en Europa.

Manimenos, a leit condensada que yo tenié entre as mías mans no yera prohibida en Europa, simplament, yera altament subvencionada por a Unión Europea gracias a la Politica Agraria Comuna (PAC) y por ixo teneba un pre de venda tant baixo. Pero ta entender isto, primero, cal conoixer un poquet mas sobre a mas famosa de todas as politicas europeas. Resulta que a PAC naixió en o sino d’una Europa de postguerra, en a quala, a producción agropecuaria se i heba visto disminuida y l’abastecimiento d’alimentos yera en periglo, en uns anyos de grans migracions d’o campo t’a ciudat. Con iste panorama, no i habió mas remedio que desembolicar medidas que favoreixesen a producción agricola, guarenciando un suministro estable a os consumidors, ta ixo, caleba tamién asegurar uns pres elevaus a os agricultors. As medidas estioron tant eficaces, que a UE no solament aconsiguió a suya autosuficiencia alimentaria, sino que, en os anyos 80, o problema pasó a estar a sobreproducción y a solución remató estando exportar l’exceso de productos d’orichen agroganadero a tercers países.

En iste punto ye an se crucea a historia d’a PAC con a d’a mía leit condensada, y an prencipian os problemas y una historia muit turbulenta. Resulta que a la UE no le fa goyo tirar a birolla, pero tamién da la casualidat que os países en vías de desembolique producen alimentos muito mas baratos que no los europeus, asinas que si Europa no quiere tirar cantidatz inchents de birolla tiene dos opcions: producir menos u vender-las a un pre muit inferior a o de producción a tercers países, y Europa opta por a segunda. Ista decisión provoca en os países receptors una disminución d’a producción local (porque os agricultors no pueden competir con os pres tiraus d’os productos subvencionados europeus) y, de vez, grans desplazamientos de labradors ent’as ciudatz.

 

Ta guarenciar a producción local, qualques países optoron por protecher a os suyos agricultors metendo aranceles a la importación de productos europeus, pero Europa respondió menazando a aquells países que tractasen d’impedir as importacions europeas con perder os prestamos y as aduyas en materia de cooperación que les da a Unión Europa, obligando-les d’ista traza a comprar alimentos europeus y perdendo a suya autosuficiencia.

Puede resultar curioso que, manimenos a sobreproducción, a UE siga subvencionando os productos agricolas ta competir con países an que os costes son mas baixos, y, con tot y con ixo, no protecha d’a mesma traza a atros sectors que desplazan as suyas industrias a tercers países ta abaratar os costes de producción. O que pasa ye que o sector primario ye primario por bella cosa, quiero dicir, que plegau un momento d’escasez u de guerra, en o qual os países zarrasen buegas, podríanos sobrevivir sin una ripa de cosas, pero no podríanos sobrevivir sin birolla. Diz a frase popular “piensa malament y encertarás” y, si pensamos malament, resulta que a UE ye aconseguindo que muitos países sían dependients d’ella en materia agroalimentaria. Resulta que os efectos de que un país zarre buegas a la venda de productos europeus (como pasó l’anyo pasau con o veto ruso) implica t’a UE tener una gran cantidat de producto por o qual ha pagau grans cantidatz ta producir-lo y a o que no puede dar salida. Manimenos, d’o revés, as conseqüencias son muito mas nefastas. Si a UE zarrase de bote y boleyo a venda de productos agricolas a un país a o que ha obligau a estar dependient d’ella, se veyería afectau por a fambre, dau que a mayoría d’os suyos productors han abandonau as labors agricolas y habrían d’empecipiar de zero en a producción, o qual levaría un tiempo dica l’autosuficiencia y no podrían guarenciar l’abastecimiento d’alimentos a toda la suya población.

Dos mullers muyen una vaca en una grancha de vacas leit en Bolivia.

Dos mullers muyen una vaca en una grancha de vacas leit en Bolivia.

En Bolivia, o sector lacteo local se mira d’asomar a cabeza en un país en o qual no i hai tradición de consumir iste producto y an que Perú y Europa intentan imposar-se. Ta rebelar-me contra a leit condensada europea, decidié pasar-me a o mate de coca, de producción y tradición local y emparar a os ganaders y agricultors bolivianos que luitan por vivir d’a suya tierra. Pero i hai países en situacions muito piors que Bolivia, an que os suyos labradors son cansos de luitar, y han abandonau a ixada por o fumo d’as grans ciudatz. Países condenaus a depender d’Europa, dica que en Europa digamos ‘prou’.

De totz os movimientos especulativos que se mueven a o nuestro arredol, probablement o mas cruel sía o de l’alimentación. No sabemos brenca d’os alimentos que consumimos, y no sabemos brenca d’os alimentos que subvencionamos, porque a PAC, que suposa un 40% d’o presupuesto d’a UE, la pagamos totz.

Fuent: http://arainfo.org/2015/10/a-europa-que-chuga-con-a-birolla/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Connect with Facebook

Arredol s'alza o dreito de moderar os comentarios que no rispeten os dreitos y libertatz fundamentals. Arredol no ye risponsable, en garra caso, d'as opinions feitas en os comentarios por os lectors.