Archivau o caso por l’escrache a la casa de Santiago Lanzuela

O chuez confirma que no bi habió violencia, descalificacions ni inchurias

Escrache en Cella (Foto: El ventano)

Escrache en Cella (Foto: El ventano)

O chuzgau d’Instrucción numer 2 de Teruel ha archivau as dilichencias ubiertas por l’escrache feito en Cella (Comunidat de Teruel) a la casa que i tien Santiago Lanzuela, diputau d’o PP en o congreso espanyol y expresident d’o país, en considerar que os feitos no estioron “constitutivos de garra infracción penal”.

L’escrache se fació o pasau 14 d’abril debant d’a casa que tien o expresident en Cella, de traza pacifica y sin incidents. A manifestación no plegó a amanar-se ta casa suya, en haber-ie un cordón policial que les empachó de fer-lo. A denuncia ya estió archivada por o chuez en mayo de l’anyo pasau, encara que Lanzuela recurrió a decisión d’o chuez qui, antimás, imputó a Juan Brovia, portavoz d’a plataforma Stop Esfuizamientos.

Tanto en a primer como en ista segunda sentencia, o chuez ha considerau que no bi habió “faltadas u acusacions personals” ni  “agresions verbals u fisicas contra as fuerzas de seguridat” y que l’actó estió pacifico de tot. Tamién fa referencia a sentencias d’o Tribunal Constitucional a on que se considera que “quan s’exerce a libertat d’expresión reconoixida en l’articlo 20.1 d’a Constitución, as mugas permisibles d’a critica son más amplas si ista se refiere a personas que, en adedicar-se a actividatz publicas son expuestas a un riguroso control d’as suyas actividatz y manifestacions”.

Lanzuela ha declarau sentir-se “esprotechiu” dimpués d’a decisión d’o chuez, a qui ha criticau. O diputau se queixó de que “no s’hesen parau cuenta d’os más elementals dreitos d’un parlamentario” lo que creye que ye “muito preocupant”

Iste miercols tamién se desestimó un recurso contra la decisión d’o chuez d’archivar a denuncia que facioron familiars d’a vicepresidenta d’o gubierno espanyol, Soraya Saéz de Santamaría, contra a Plataforma d’Afectaus por a Hipoteca (PAH), por l’escrache que facioron en abril debant de casa suya. En conoixer-se a sentencia, Ada Colau, portavoz d’a PAH, demandó a dimisión de Cristina Cifuentes, delegada d’o gubierno en Madrit, y Dolores de Cospedal, secretaria cheneral d’o PP, por as acusacions de “nazis” y “terroristas” que facioron contra qui feba os escraches.

A sentencia de Lanzuela pareixe confirmar a tendencia d’os chueces a no condenar penalment ista mena de manifestacions que tant polemicas estioron.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Connect with Facebook

Arredol s'alza o dreito de moderar os comentarios que no rispeten os dreitos y libertatz fundamentals. Arredol no ye risponsable, en garra caso, d'as opinions feitas en os comentarios por os lectors.