EFA y SLA prencipian un proceso de compleganza arredol de l’aragonés

Demandan a lo Gubierno d'Aragón una lei de luengas y a creyación d'una autoridat lingüistica pa l'aragonés

Miembros de EFA y SLA en a reunión

Miembros de EFA y SLA en a reunión

A Sociedat de Lingüistica Aragonesa y o Estudio de Filología Aragonesa han prencipiau un proceso de treballo de conchunta ” de dialogo y debat arredol de l’aragonés”. Asinas lo facioron publico iste pasau sabado, dimpués d’a reunión que tenioron beluns d’os suyos representants en Graus (Ribagorza). As dos organizacions “comparten un mesmo analisi d’a situación d’a luenga y a voluntat de treballar de conchunta”, seguntes comunicaban.

“A l’aragonés le cal de traza urchent una politica de planificación lingüistica endrezada de traza prioritaria enta zonas d’emplego a on que encara pervive” – dicen en o comunicau feito publico, on que antimás opinan que “cal superar modelos artificiosos de luengas y grafias que s’aluenyan de l’espacio romanico que a nuestra luenga en fa parte”.

As dos formacions complegana asinas superando as suyas diferencias: “a existencia d’una visión plural d’a luenga y d’os procesos de codificación no ha de meter entrepuces a la pervivencia de l’aragonés ni fer-se enchaquia de contino ta concarar-se”.

A lo nuevo gubierno que se forme en istos meses  le demandan que “prenga as midas que calga y pare cuenta d’a urchencia historica, pa poder guarenciar que no se trenque a transmisión cheneracional d’a luenga” y concretan as demandas en a “celebración d’actos culturals, a redacción d’una lei de luengas y a institucionalización d’una autoridat lingüistica pa l’aragonés”, demandas historicas d’o movimiento en defensa d’a luenga.

Una rispuesta a EFA y SLA prencipian un proceso de compleganza arredol de l’aragonés

  1. La normalización es urgente, y si esa normalización se hace siguiendo los modelos del bloque ribagorzano, mucho mejor. El aragonés, cuanto más se parezca al catalán y el valenciano, tendrá más presencia y será más necesario su conocimiento. El aragonés, el valenciano y el catalán deben ser tres, con sus singularidades lógicas, pero unidos bajo unas normas que permitan la unidad lingüística de millones de hablantes.

    El aragonés “oficial” se convertiría en una herramienta potente, que gracias a su similitud a las lenguas vecinas del Este nos dotaría de oportunidades grandes en educación, cultura, trabajo, sociedad o economía. Una vez normalizado, la cooficialidad en Zaragoza capital debe ser inminente, al igual que el euskera en Pamplona, la capital es un lugar de encuentro de todos los aragoneses.

    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Connect with Facebook

Arredol s'alza o dreito de moderar os comentarios que no rispeten os dreitos y libertatz fundamentals. Arredol no ye risponsable, en garra caso, d'as opinions feitas en os comentarios por os lectors.