«No somos mercancía». Foto: @ChesusYuste